lunes, 26 de enero de 2009

Más destrozos debido al viento

Un armatoste publicitario del centro comercial de Glorias sucumbe a la ventisca del pasado sábado.



Valle Hebrón.

Descontentos con el 22@

La reconversión del 22@, de barrio téxtil a tecnológico, gusta a unos y disgusta a otros.

sábado, 24 de enero de 2009

Viento destructivo en Paseo Valldaura y Valle Hebrón

Destrozos por las rachas de viento en paseo Valldaura y Valle Hebrón. El vendaval ha derribado numerosos árboles, vallas, muros, semáforos y rótulos de comercios en estas dos calles. En Paseo Universal con Paseo Valldaura un pino añejo se ha desgajado del suelo y ha dañado varios coches.


Árboles de la Plaza Karl Marx y del Parque Central de Nou Barris no han resistido la ventisca.



Brecha en la valla del chatarrero que había en Paseo Valldaura.


Esquina de una cornisa en la calle Mont-real.
Semáforos, rótulos de comercios




Gaza

Junto a plaza de las Glorias.

¿Resistencia?

Dos casas antiguas junto a Plaza de les Glorias resisten el envite del 22@. Como en una fortaleza medieval, un caballero otea el avance de las tropas enemigas.


jueves, 15 de enero de 2009

Lavabos en estado lamentable en Vall d'Hebrón

Servicios sin techo hay más de uno. Séptima planta del anexo. En el vídeo, aunque está grabado al revés, se observa el (sin)techo.

video

Pequeñeces como las de la siguiente imágen no pasarían de la anécdota si no fuera porque simbolizan, precisamente, el funcionamiento kafkiano de mucho de lo que ocurre en el Valle Hebrón. En la foto, se advierte que el Hospital pide cerrar la puerta -lógico, se genera una corriente de aire por los pasillos que inutiliza el sistema de calefacción de parte de la planta y las habitaciones adyacentes-, pero resulta que no se puede cerrar porque la hoja no encaja en el marco y, como apunta un anónimo en la nota misma, la puerta no tiene maneta.

lunes, 12 de enero de 2009

Navidá, Navidá…

¡Se quejan clérigos y creyentes de la campaña de los ateos en autobuses! ¡Menuda publicidad la Navidad! Aunque, bien mirado, los mismos clérigos deberían renegar de las navidades consumistas a las que estamos acostumbrados, con nulo significado religioso. Y bien mirado, el ateo debería disfrutar con ellas, pues el 25 de diciembre -años y siglos antes de la fundación del cristianismo- se celebraba una fiesta pagana rica en excesos que buscaba contrarrestar la carestía del rígido invierno que se avecinaba. Y como el cristianismo no pudo con el enemigo se unió a él.

Patrocinadors

jueves, 8 de enero de 2009

Bolsas de basura transparentes contra las bombas

Las bolsas de basura de las papeleras repartidas por el metro de Barcelona son transparentes desde que la amenaza terrorista se extendiera por el orbe a raíz del 11-S y los sucesivos atentados. Con ello, como ustedes saben, se pretende que las bolsas de basuras no puedan ocultar bombas u otros artefactos destructivos en sus entrañas. ¿Es una medida real contra el terrorismo o pura pantomima para tranquilizar al pueblo? Unos argumentarán que si los terroristas han de estallar una bomba lo harán, que no lo evitará unas bolsas de basura transparentes; otros objetarán que, por lo menos, no les facilitemos las cosas. Al final, hay cierta antítesis: transparencia igual a incertidumbre.

miércoles, 7 de enero de 2009

Nieve en Collserola

Anoche y la pasada madrugada nevó en Horta y Collserola. La nieve emblanqueció las cimas de la cordillera, regalándoles el disfraz de una colosal tarta cubierta de azúcar glasé. En Montbau, en prevención de heladas y consiguientes embotellamientos de tráfico o accidentes, un operario esparcía sobre el asfalto paletadas de sal desde lo alto de un camión de la limpieza a la vez que el vehículo ascendía por Arquitectura, calle colindante al Hospital del Valle Hebrón que se pierde en la ladera de la montaña. En Horta, la nieve a penas se espolvoreó sobre los chasis de los coches; aceras y calzadas resultaron inmunes al cuajamiento del agua. La cadencia de copos y gotas con la noche y la luz de las farolas de fondo atenuaba los perfiles de la ciudad. Esta mañana, sólo restaba frío gélido y montañas glaseadas.





Patrocinadors

lunes, 5 de enero de 2009

Yo no soy tonto

Y tanto que el comercio Media Market no es tonto. Este viernes acudí al super de esta cadena de la Maquinista y comprobé in situ lo acuciante que es la crisis para esta tienda en particular, y para el centro comercial mencionado, en general. Por los pasillos de entrada casi no se podía caminar y las colas de las cajas -13 a pleno rendimiento- rebosaban de clientes. Calculé que cada minuto la tienda debía de facturar una media de cuatro, cinco o seis mil euros. Quien esto escribe se gastó 40 euros en varios DVD del Oeste. Delante mío una pareja compró una cadena de música y un televisor plano (échenle 500 euros). Detrás, una chica portaba un artilugio de belleza cuya utilidad no conseguí descifrar (otros 30, 40 o 50 pavos). En fin, que mil euros arriba o abajo, cada minuto la ganancia bailaría en una horquilla de entre 300 euros, cuando coincidieran productos "baratitos", como mis pelis, y más de 15.000, cuando lo hiciera género caro tal como televisores planos y ordenadores megaultrapotentes. "Aquí no hay crisis", le dije sonriendo a la cajera en mi turno. Me devolvió la sonrisa. No sé si la gente estamos harta de oír la palabra crisis y por eso nos hemos lanzado a las compras navideñas como quien se zampa su almuerzo tras las largas y duras horas de trabajo o que ésta sólo afecta a banqueros, financieras y parados. De todo un poco, sospecho. Hay que añadir que los Reyes Magos son los Reyes Magos. Felicidades, pues, a los propietarios de los comercios de La Maquinista.