jueves, 4 de febrero de 2010

La población de Barcelona aumenta o disminuye según se mire el INE o datos del ayuntamiento

La población de Barcelona aumenta o disminuye según se mire el Instituo Nacional de Estadística o datos del Ayuntamiento de Barcelona. Lo curioso es que ambos elaboran sus estadísticas a partir del padrón municipal y, aunque en diferentes momentos del año, la diferencia de fecha no explica la variación del recuento de habitantes. Eso sí, la variación entre los datos ofrecidos por el INE y por el Ayuntamiento es mínima.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 1 de enero de 2009 en el municipio de Barcelona había 1.621.537 habitantes (771.570 varones y 849.967 mujeres). Hace dos años por esas mismas fechas, la población era de 1.615.908. De esta cifra, 767.697 era hombres y 848.211 mujeres. Por lo tanto, según el INE, el número de habitantes en Barcelona el 2009 creció en 5.629 personas, es decir, casi un 0,4% (0,348%) respecto del 2008.

Si consultamos los datos del Ayuntamiento de Barcelona las cifras cambian. El consistorio aún no ofrece datos sobre 2009, pero la población de Barcelona según la administración local ascendía a 1.628.090 en 2008 (bastantes más que en 2008 y aun en 2009, según datos del INE). Por liarlo un poco más: si cruzamos la cifra con las que ofrece el organismo estatal, resulta que entre 2008 y 2009 la población de Barcelona menguó en 6.553, es decir, que disminuyó un 0,4% (0,402%). ¿Quién tiene razón? Lo sé, qué más da. Es muy poca variación, de cerca de un 1% (12.182 habitantes).

Hay que señalar que el Ayuntamiento recogió los datos de 2008 del padrón municipal el mes de junio mientras que el INE lo hace del mismo organismo a principios de año. De todas formas, este dato no explica la diferencia.

Una curiosidad. Si quieres saber la frecuencia de un nombre en España o en una provincia consulta aquí. Y si quieres saber la clasificación en Cataluña de nombres de bebés lo puedes ver aquí.


Patrocinadors

2 comentarios:

Rafael del Barco Carreras dijo...

LA DIAGONAL DE BARCELONA, BULEVAR O RAMBLA.

Rafael del Barco Carreras

11-05-10. La cumbre de la Democracia, por primera vez en la Historia de Barcelona se consulta a los ciudadanos si queremos… ¡ya no me acuerdo…! Si los coches y autobuses por el centro o los lados… o el tranvía por el medio… Bulevar o rambla, que según el diccionario es lo mismo o da igual. Consulten el de la Real Academia de la Lengua Española; bulevar “nombre que se da a ciertas calles, generalmente anchas y con árboles”, rambla “en Barcelona y otras ciudades, calle ancha y con árboles, generalmente con andén central”.
Si Cerdá hubiera consultado sobre el Ensanche con la tendencia actual al naturalismo o “desarrollo sostenible”, “els verds”, Barcelona seguiría amurallada a lo Ávila o Lugo, ¡un sueño! Los magníficos campos y huertas del suave declive desde Collcerola al mar disfrutarían de sus arroyuelos y pozos. Una rica campiña. Sarriá, Gracia u Horta, bucólicos pueblos. Aunque sin televisión, u ordenadores e Internet para votar, las voluntades son de difícil predecir.
Lo que a buen seguro no se hubiera votado, ni menos a ninguno de los últimos y “democráticos” alcaldes socialistas se les ocurrió consultar, es sobre el Gran Fraude Inmobiliario de la nueva Diagonal desde la Plaza de las Glorias al mar, DIAGONAL MAR - FÓRUM.
Alguien se figura una consulta donde propusieran a la ciudadanía:
Opción A; construir una nueva ciudad con miles de pisos cuyos precios oscilarían entre los 400.000 o 700.000 euros y 2.300.000 más amarres. Disparate ajeno a cualquier posibilidad de mercado.
Opción B; dejar que el crecimiento vegetativo de Barcelona más las inversiones públicas crearan las viviendas necesarias para que cientos de miles de jóvenes optaran a su primer piso a un precio posible.
La ruina actual, que sumándose a la depredadora política global española ha conducido a un desastre de paro y quiebras que amenaza y obliga a la ZONA EURO a inyecciones masivas de nuevos euros que no se destinarán a nada productivo sino a mantener flotando la QUIEBRA GENERAL.
Al día siguiente de que la Merkel amenace a España, en Barcelona se monta un festival electoralista con incluso problemas informáticos, ni de lejos atribuidos a hackers piratas como anunció el Ayuntamiento, y mucho aire festivo.
Unos milloncejos de euros tirados por la ventana a beneficio de publicistas, propagandistas y chupópteros del entorno del socialismo catalán. Las teles y prensa locales parecen en gran campaña, facturando… y felices.
El único problema que no tiene Barcelona, su DIAGONAL, convertido en puro folklore, y lo que es peor, un futuro presupuesto de 200 millones de euros, que se doblará como todas las obras públicas, para nada.

auxiliar ajuntament barcelona dijo...

siempre me pareció que el sistema utilizado por el ayuntamiento de Barcelona para medir el censo no es para nada eficaz